31 marzo, 2013

Ramal

Soy la única que desciende del buscarril, nadie me espera, tampoco nadie hay en la estación, se nota que el verano ya pasó. Se vienen días de relajo y vista privilegiada al entorno Maquehuino. Me encuentro con la casa de los veraneos de la infancia, está solitaria y con nueva fachada, se niega a morir.
“Ramal” está en el velador… Talca, Colín, Corinto, Curtiduría, González Bastías, Toconey, Pichamán, Forel, Huinganes, Maquehua, Constitución… imágenes, olores, paisajes, gente e historias familiares salen de sus páginas, sensaciones que hacen más vívida mi pasada breve por este lugar.
El tren de trocha angosta se acerca, espero que me lleve nuevamente a la ciudad, no me falla…nunca me falló.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home