20 octubre, 2007

Una nueva primavera


En esta época del año empieza el calorcito y la ropa que tapaba los kilos demás comienza a desaparecer; oscurece más tarde y todo florece, incluso las alergias. Dicen que esta estación trae el amor, pero también el mayor número de suicidios, además dicen que en el mes de octubre mueren los viejitos que pasaron agosto...
Para mi es sinónimo de cumpleaños, por ende muchas tortas que comer y una que soplar, regalos que hacer y recibir, así eso de ¿cuántas primaveras cumples? es literal.
Ahora que pasé a un año más de vida, reconozco que el entusiasmo en esta temporada no aflora como debería, cuesta sacarse el letargo del invierno, y aunque la vida afuera te llama, la pesadez se hace más presente, todo se viene encima cuando las fiestas patrias pasan ya que el año avanza más rápido que lo habitual y en un abrir y cerrar de ojos estamos en diciembre, para mi, el peor mes del año (que en estas latitudes en parte está en primavera).
Haciendo un balance (como libra que soy), mi balanza se inclina un poco a no olvidar la ausencia de comida hipocalórica en los festejos (¡son tantos!), el gasto y desgaste por los regalos, las multitudes en las calles... sin embargo los jardines se ven muy lindos, los colores están más vívidos, el aire se hace más puro, y los tres (mi familia) estamos de celebración.
Diego Rivera, "Vendedora de Flores"

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home