27 junio, 2006

Otros horizontes

Paisajes que salpican colores llenando mi alma y mi maleta, lugares con historia, gente que con solo mirarla me cuenta de su forma de vida, ritos y costumbres, arquitectura nueva y desbordante, arquitectura antigua que el tiempo conserva guardando un pasado que revive a cada instante con el turista ávido por conocer.
No importa si es un pequeño y desolado pueblo o una gran ciudad llena de vida, si es un paraje sin gente con solo el viento y la arena que me habla o una urbe que esconde en cada rincón riquezas y tradiciones.
No me importa si es en el norte, centro o sur de este país tan hermoso con sus comunas diversas, balnearios, campo y cemento que no esconde desierto, cordillera, mar ni río, o es en los parajes tras las fronteras, todos están grabados en mi corazón, unos más melancólicos, por la compañía en estos momentos ausente, otros vibrantes, por la dicha que me dieron al permitir palparlos después de años.
Destinos imponentes he ido juntando, poco a poco, en mi enorme maleta y cada vez que la abro siento ansiedad por guardar colores nuevos de un horizonte desconocido, pero me angustio al saber que el tiempo no me alcanzará para llenarla con todos los que quisiera.
Isla de Pascua, Chile.
Susurros misteriosos van penetrando el corazón de los visitantes que observan maravillados el esplendor de Rapa Nui, este museo vivo, con cuevas, volcanes, quebradas, playas, peces, horizonte circular, me recibió un día con puesta de sol desde Hanga Roa, atardecer mágico, semana inolvidable.

1 Comments:

Blogger German said...

lilita he visto tu blog el que mi invita a viajar y a conocer...me encanto. Kronista

5:04 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home